Sultan Qaboos Bin Said

Su Majestad el Sultán, es monarca pero sobretodo líder de un pueblo que le quiere. y con el que no pierde contacto siendo una figura cercana a sus ciudadanos. Entusiasta del caballo árabe y actividades al aire libre, gusta de mantener las tradiciones populares frente al desarrollo y modernización del país.

Desde el 23 de Julio de 1.970, con sus más de 40 años de gobierno (el de mayor duración dentro de los países del Golfo) ha dedicado su esfuerzo, recursos e ilusión (con la gracia de Dios) a emprender una etapa de desarrollo del país conocida como renacimiento (An-Nahda)

© bd (Oman-0003) Sultan
Sultan Qaboos Bin Said

Biografía:

Hijo del Sultán Bin Said Taimur, nace en Salalah el 18 de Noviembre de 1.940

A los 16 años inicia su formación académica y militar (sirviendo como oficial) en Reino Unido y posteriormente inicia una gira cultural por distintos países.

En 1.964 regresa a Omán y se centra durante 6 años al estudio del Islam y la historia de Omán que culmina (con 30 años)

En 1.970, con su incorporación al poder toma las riendas de un país dividido, sumido en la pobreza y un alto grado de analfabetización, con el compromiso de formar un país fuerte, unido y democrático con la participación activa de su pueblo y la apertura diplomática a nivel internacional, contribuyendo a la paz y estabilidad internacional

Actualmente, no tiene descendencia y su sucesión dependerá de un acuerdo de la familia real, de no ser así, se determinará por expreso deseo del Sultán (carta manuscrita en poder del Consejo de Defensa)

Logros:

Conectar el país con una red de autopistas y carreteras en constante evolución (que he recorrido ampliamente y están en perfecto estado).

Extensión de la Red Eléctrica e impulso a las Tecnologías de la Información como medio de difusión cultural y de comunicación del gobierno con su pueblo.

Suministro de agua potable con creación de plantas desalinizadoras y mejora de los procesos de riego contemplando aspectos medioambientales.

Mejora y ampliación de puertos, aeropuertos y zonas industriales que desarrollan negocio y generan riqueza, con el objetivo de disminuir su dependencia de los hidrocarburos. Con una política de apertura a nuevos mercado como el turismo aprovechando su situación estratégica dentro de los países del Golfo.

Hospitales que ofrecer un servicio universal y gratuito al pueblo omaní.

Escuelas (presentes en la mayoría de sus pueblos) y universidades en las ciudades más representativas, todas ellas de carácter gratuito.

Museos (que presentan la historia del país), centros culturales (cuyo máximo exponente es la Royal Opera House en Muscat), la restauración de fuertes y constante construcción de mezquitas

Omanización del trabajo, es decir la vigilancia de los derechos y obligaciones de los omanís, así como la creciente incorporación de la mujer al mundo laboral e instituciones gubernamentales.